La revolución del ahorro en el barrio

La revolución del ahorro en el barrio

por | Oct 5, 2014 | barrios

 

EmprTrujuy-02

 

Son las 13 hs. La reunión quincenal del Banco Comunal “Emprendedores de Trujui” comienza y Mabel (una de sus integrantes) llega con las tartas que hizo a la casa de Vanina, la Presidenta. El mate circula mientras empieza el recuento del pago de créditos de los más de 100 vecinos del barrio que sacaron crédito con ellos.

Este banquito, con casi 6 años de existencia, está ubicado en pleno barrio Mitre (partido de San Miguel). Tiene 11 integrantes que realizan las más variadas actividades como emprendedores: Mary (comida y pintura sobre telas), Pancho (service de electrodomésticos), Vanina (manualidades en moldes de caucho y porcelana fría), Mabel (panificación y comida en general),  Estela (costura de ropa deportiva), Patri (confección de ropa de dama y disfraces), Mónica (ropa y estampados), Lore (decoración de eventos), Argentina (alta costura), Silvana (feriante) y Nadia (venta de blanco).

El aumento de la cantidad de personas a las cuales le otorgan créditos en el barrio, fue paulatino y tuvo que ver con que cada uno de sus miembros aprendió a ahorrar y a aumentar sus montos en el tiempo.

Estela (una de las 5 Tesoreras del grupo) y Mabel (Secretaria)  contaron acerca de cómo impacta el ahorro en el barrio y los desafíos que tienen como grupo:
¿Cómo les impacta el ahorro que generan?

(Mabel): Se ven muchos cambios a través de la persona. Dejás de ser una persona común y corriente y te va destacando más en lo que haces. Yo soy panadera y antes me conocía poca gente. A través del banquito me animé a más. Me ayudó a tener máquinas, elaborar más productos, conocer más gente y expandirme. El ahorro no solamente ayuda al Banco, sino que nos ayuda a nosotros mismos. Pensar en el mañana y en crecer. Yo antes amasaba a mano y ahora me compré una amasadora, luego una sobadora. Aprender a ahorrar es el comienzo para salir adelante.

(Estela): Si ahorras, después ves tu esfuerzo. Se nota al tiempo, aunque se ahorre poco. Y con eso después se puede comprar una maquinita o algo más.

¿Y cómo ven que ha impactado en el barrio?

(Mabel): A la gente le ayuda mucho porque por ahí no tiene otra posibilidad de sacar crédito. Algunos son productores, otros trabajan haciendo ropa en su casa (talleres), verdulería, almacén. También saca crédito la ama de casa por ejemplo, para algún estudio que se tenga que hacer. No es sólo para microemprendedores.

(Estela): Hay mucha gente que también saca crédito para arreglar la casa, poner un piso, mejorar un baño, etc.

¿Cómo se sienten al saber que los vecinos pueden hacer estas cosas?

(Estela): Es una alegría que nos dan que los demás hagan lo que necesitan hacer. Y ellos quien seguir sacando. Muy pocos son los que dejan. Lo lindo es que se les pueda volver a prestar.

(Mabel): Ahora estamos pensando en ayudar en nuestro barrio, por ejemplo, al comedor con las carencias que tiene. Otra idea que tenemos es hacer compras para las madres embarazadas del barrio. Son ideas que las estamos discutiendo en grupo.

(Estela): Pensamos gastar los excedentes que nos van quedando en algo que les sirva a ellos. No tanto en gastarlo en nosotros.

 

Conocé más