El triunfo del trabajo emprendedor

El triunfo del trabajo emprendedor

por | Oct 18, 2016 | Bancos comunales, barrios, Historias Emprendedoras

Rossana Sánchez, quien pertenece al Banco Comunal “Las Triunfadoras” de Benavídez, tiene un negocio de venta de ropa, telas y accesorios. Decidió empezar vendiendo ropa nueva en un puesto en Escobar, pero por problemas de salud que le dificultaban caminar en el año 2007 estableció el negocio en su casa. Para lograr concretar este emprendimiento fue necesaria la ayuda de un pastor que comenzó a traerle ropa usada, que revende a sus vecinos.

Al principio exponía la mercadería en su vereda, lo que le hacía muy difícil o casi imposible trabajar los días de lluvia. Poco a poco comenzó a entrarle ropa nueva y pudo establecer el negocio dentro de su casa, ya que remodeló una habitación con salida a la calle. Reconoce que todo fue posible gracias a la ayuda de quienes se comprometieron a apoyarla. Dice que “todavía faltan cosas, pero vamos poco a poco”. Con la mejora de su local diversificó su mercadería hasta convertir el negocio en una mercería. Hoy no solo revende prendas sino que también confecciona ropa de cama y mantelería.

Los logros que ha alcanzado Rossana en su negocio no hubieran sido tan marcados si no fuera por el Banco Comunal. “Hoy en día no puedo creer el dinero que saqué gracias al banquito”. Con esfuerzo pudo no solo recuperar esa plata sino también ahorrar y seguir expandiendo su negocio. Si tuviera que elegir una palabra para describir qué es para ella estar en el banquito diría tranquilidad. “Si fuera por mí seguiría siempre en el banco porque aprendes muchas cosas, te juntas con la gente y compartís buenos momentos. Si hay problemas lo charlamos o si alguien está pasando un mal momento tratamos de ayudarlo y si no podemos por lo menos es una contención para esa persona”.

Rossana quiere seguir mejorando su negocio y sabe que el día en que ella no quiera seguir trabajando tiene la posibilidad de poder alquilarlo. Se la ve alegre y orgullosa de lo que fue logrando en estos años. Sabe que le faltan cosas pero está segura de que va por el buen camino. Para el futuro planea conseguir la máquina de coser Overlock que le facilitará su trabajo. Creemos que con esfuerzo y el respaldo de sus ahorros lo conseguirá.

>> Por Sofía Hopital, Colaboradora Voluntaria.

> Más fotos del emprendimiento de Rossana en nuestro álbum

Conocé más