Daniela Miranda: Una meta alcanzada y un sueño por cumplir

Daniela Miranda: Una meta alcanzada y un sueño por cumplir

por | Jul 5, 2016 | Bancos comunales, barrios, Formación, Historias Emprendedoras

Un nuevo día despertaba en la pintoresca estación de Grand Bourg, partido de Malvinas Argentinas. Poco a poco las personas comenzaban a transitar por ella, algunas con su rápido andar, intentaban alcanzar el tren que anunciaba su partida hacia Santa Rosa, última estación del Belgrano Norte.

Las expectativas de un nuevo día de trabajo comenzaban a estar presentes en una de las microemprendedoras socia del Banco Comunal Darma, Daniela Domínguez Miranda, quien va abriendo lentamente su negocio, ubicado frente a la estación, en el cual ofrece diferentes artículos para la dama, el caballero y los niños.

Daniela desde muy chica vió a su mamá y a su madrina con un gran espíritu emprendedor, el cual les permitió salir adelante y mantener cierta estabilidad económica con esfuerzo y trabajo. Su madrina la incentivó para comenzar a ser parte de este gran camino, en el que podría no solo tener un ingreso para su hogar, sino también disfrutar haciendo lo que le gusta junto a su familia. Así es que Daniela ingresó al Banco Comunal del cual hoy es parte. Esto le permitió ampliar su negocio, capacitarse, ser más compañera con sus colegas, ser más voluntariosa, relacionarse con personas que transitan el mismo camino: ser microemprendedores.

Daniela comenzó su camino teniendo muy poco conocimiento de lo que emprendía. Esto le representaba una meta a alcanzar, ya que tenía mucho por aprender. Hoy es una gran emprendedora, luchadora, alguien que cree que no hay que bajar los brazos, que “Un microemprendimiento es como un hijo más, porque tenés que cuidarlo, prestarle atención y atenderlo porque sino decae”.

Entre charlas y mate la mañana transcurre, los vecinos pasan, se toman un mate y luego de una charla muy corta continúan su andar cotidiano. Para Daniela no hay nada más grato que esta demostración de afecto de sus vecinos, de sus clientes que en su paso diario se detienen un ratito a hablar con ella, a preguntarle cómo anda su madrina, a ver cómo está todo en “El Reino de Benja”, nombre que tiene el local. Realmente charlar con la gente es lo que ella disfruta de su microemprendimiento.

El mediodía llega rápidamente en un clima de nostalgia, sus ojos vidriosos demostraban la importancia de sentirse parte de un Banco Comunal, que no solo la ha ayudado en crecer como emprendedora, sino también a replantearse su situación personal actual. Por diferentes motivos, Daniela tuvo que abandonar sus estudios, pero haber alcanzado la meta de tener su primer emprendimiento la llevó a pensar en terminarlos, ¿Por qué no? Los recuerdos del pasado tomaron protagonismo en una charla casi de amigas.

Daniela tiene un sueño por cumplir: terminar sus estudios. Comprende que ha aprendido mucho, que su transitar por el Banco Comunal la ha ayudado a ella y a su familia y le ha permitido poder tener un ingreso para su hogar. Pero también, siente que su búsqueda continúa, no solo de crecer económicamente, sino también poder terminar sus estudios. Poder llevar adelante una carrera vinculada a lo que le gusta, y a lo que ha desarrollado en estos años, a través de lo aprendido en Darma. Ésto es lo que hoy cree que es su meta a alcanzar. Gracias al apoyo del Banco Comunal hoy comprende que querer es poder y que se puede seguir adelante aún en situaciones difíciles.

> Por Virginia Méndez, Colaboradora voluntaria.

> Más fotos del emprendimiento de Daniela en nuestro álbum

Conocé más